La quinoa de Bolivia

La principal zona de producción en el país es el altiplano, particularmente el altiplano sur, donde se cultivan grandes extensiones destinadas a la exportación, y por sus condiciones agroecológicas no es posible desarrollar en forma extensiva otro cultivo.

Historia de la quinua de Bolivia

Historia de la quinoa

La región de los Andes, cuna de grandes civilizaciones como la Incaica y Tiahuanacota, es considerada centro de origen de numerosas especies nativas como la quinua (Chenopodium quinoa Willd). Según investigaciones científicas el origen de la quinua se sitúa en las inmediaciones del lago Titicaca y desde allí el cultivo se expandió a todos los países andinos.

Durante 7.000 años, los pueblos indígenas han mantenido, controlado, protegido y preservado las diversas variedades de la quinua en diferentes zonas ecológicas a través de bancos de germoplasma naturales, basados en los principios de complementariedad, redistribución, y vivir en armonía con la madre tierra y la naturaleza. Debido a su alto valor nutritivo para la alimentación, los pueblos indígenas y los investigadores lo llaman “el grano de oro de los Andes”.

La quinua fue ampliamente cultivada en la región Andina por culturas precolombinas y sus granos han sido utilizados en la dieta de los pobladores tanto de valles interandinos. Heisser y Nelson (1974) indican hallazgos arqueológicos en Perú y Argentina alrededor del inicio de la era cristiana, mientras que Bollaerd y Latcham, citados por Cárdenas (1944), también hallaron semillas de quinua en las tumbas indígenas de Tarapacá, Calama, Tiltel y Quillagua, demostrando este hecho que su cultivo es de tiempo muy remoto. Según Jacobsen (2003) la quinua es uno de los cultivos más antiguos de la región Andina, con aproximadamente 7.000 años de cultivo, en cuya domesticación y conservación han participado grandes culturas como la Tiahuanacota y la Incaica.

La quinua ha sido descrita por primera vez en sus aspectos botánicos por Willdenow en 1778, como una especie nativa de Sudamérica, cuyo centro de origen, según Buskasov se encuentra en los Andes de Bolivia y Perú (Cárdenas, 1944). Esto fue corroborado por Gandarillas (1979), quien indica que su área de dispersión geográfica es bastante amplia, no sólo por su importancia social y económica, sino porque allí se encuentra la mayor diversidad de ecotipos tanto cultivados técnicamente como en estado silvestre.

Según Vavilov, la región Andina corresponde a uno de los grandes centros de origen de las especies cultivadas (Lescano, 1994), y dentro de ella se encuentran diferentes subcentros. Según Lescano, en el caso de la quinua se identifican cuatro grandes grupos según las condiciones agroecológicas donde se desarrolla: valles interandinos, altiplano, salares y nivel del mar, los que presentan características botánicas, agronómicas y de adaptación diferentes. En el caso particular de Bolivia, al estudiar la variabilidad genética de la colección de germoplasma de quinua, Rojas (2003) ha determinado seis subcentros de diversidad, cuatro de ellos ubicados en el altiplano de La Paz, Oruro y Potosí y que albergan la mayor diversidad genética y dos en los valles interandinos de Cochabamba, Chuquisaca y Potosí.

Información nutricional

La quinua es un alimento considerado nutritivo gracias a su alto aporte de proteína vegetal, fibra, grasas no saturadas y minerales. Es también una buena fuente de energía, proporcionando aproximadamente 222 calorías por taza de quinua cocida. Aunque técnicamente sea una semilla, a menudo se refieren a ella como un pseudo cereal, ya que se consume de manera similar a cereales como el maíz, el arroz y el trigo.

En comparación a otros alimentos vegetales, especialmente los principales cereales, la quinua se destaca sobre todo por su calidad proteica. Contiene aproximadamente ocho gramos de proteína total por cada taza de quinua cocida. Para comprender la relevancia de este dato hay que entender que las proteínas están formadas por compuestos más pequeños llamados aminoácidos.

Ocho se consideran esenciales, tanto para niños como para adultos. Mientras la mayoría de los cereales y legumbres carecen de uno o más de los aminoácidos esenciales para ser considerados una fuente completa de proteínas, la quinua contiene un equilibrio adecuado entre los ocho. La quinua también es una buena fuente de fibra dietética y grasas poliinsaturadas. Una taza de quinua cocida contiene aproximadamente cinco gramos de fibra dietética, y cuando se combina con verduras en una comida, permite alcanzar cerca de un tercio de la recomendación diaria de fibra dietética. La fibra dietética es la parte no digerible de los alimentos vegetales, y es importante para la buena digestión y para prevenir el estreñimiento.

En cuanto a las grasas que se encuentran en este alimento, más de la mitad son ácidos grasos poliinsaturados esenciales, que mantienen su alta calidad incluso después de ser cosechada gracias a su importante contenido del antioxidante vitamina E. La quinua es conocida además, entre los alimentos vegetales, como una buena fuente de hierro, magnesio y zinc. La falta de hierro es una de las deficiencias nutricionales más comunes.

El hierro es importante para la buena salud, ya que ayuda a transportar el oxígeno desde los pulmones hasta el resto del cuerpo. Una taza de quinua cocida contiene aproximadamente 2,76 mg de hierro. Además de su contenido de minerales, la quinua es también rica en vitaminas B riboflavina y ácido fólico. Si bien la quinua es una buena fuente de muchos nutrientes, es importante consumirla como parte de una dieta equilibrada para obtener una buena nutrición en general.

Why Choose Us

Let us now emphasize on the main benefits that customers will get by your company.

Fastest Work

An attractive line about the heading above.

High Skill

An attractive line about the heading above.

Clean Work

An attractive line about the heading above.

Proper Take Care

An attractive line about the heading above.

Home Delivery
Happy People
Tons Of Goods
Tree plant

Let's Bring Nature Into Your Lovely House

Use these paragraphs to focus on the topic in the headline. Make sure you keep it short and attractive.